Adopta un bebé abortado

Por: Padre Mario Ricardo Herrera B., m.s.a.

EL EMISARITO – Vemos con estupor como la cultura de la muerte se va infiltrando y colándose por el mundo y como en Latinoamérica va extendiendo sus tentáculos y se trata de hacer ver como un derecho el matar al más inocente de los inocentes, aquel que aún no ha visto un amanecer, un bebé por nacer. 

La cultura de la muerte tiene sus promotores a nivel mundial y nosotros Católicos, a veces por no saber y conocer, patrocinamos e incluso votamos por personas contrarias a la vida, a nuestras creencias, aquellos que pretenden obstaculizar incluso los planes de Dios… ¿Cómo se presentarán ante Dios algún día?

Adóptame que necesito de ti.

Una carta, una luz, un alma

Muchos niños son abortados en el mundo bajo pretextos de oscuridad, de temor o de mero egoísmo por la ignorancia de lo que es la vida.

Por esto bajo la mirada de Dios te pido… Ama la vida.

Un niño, una vida es concebida y… 

Miles de acciones bajo el grito desesperado de una criatura, se entrelazan tejiendo la lúgubre sombra de la muerte y del interrogante del segar de una esperanza de vida.

Muchos realmente no saben que es lo que pasa. El Aborto provocado, aparte de ser un asesinato cobarde y sin medida, es la extinción de la vida… más no del alma. Bien, te explicaré. Cada vez que un ser trata de matar al bebe, lo que hace es matar el cuerpo, la carne, la materia. Más el almita queda, y… ¿dónde queda?… y ¿cómo queda?

Toda criatura viene al mundo con el deseo especial y glorioso de realizar una misión, una labor o una obra como encomienda de Dios. También, con la fuerza de expresar o dar el don más puro otorgado…el amor. Por último, el experimentar el amor, o sea, el recibir amor.

Las madres, ven que al pasar los años una herida les recordará su falta. Muchas veces buscan todos los medios para apagar la culpa o la pena sin lograr nada concreto. Te diré… el corazón de la madre y del padre, quedará.

Estos bebés hay que ponerlos en manos de Dios.

Por esto te invito a que hagamos algo por los millares y millares de niños que rondan el mundo sin luz. Presentemos en nuestra oración a estos niños, donde por medio de un gran ACTO de Fe, los confiaremos a la Misericordia de Dios, para que así logren la visión Beatífica y obraremos un acto de amor delante del Padre Dios.

Quizá tú a partir de hoy, quieras “apadrinar” una de estas almitas, ofrecer ayunos, sacrificios, oraciones, comuniones, etc., y porque no… presentarlos.

En cada Eucaristía, para esta gracia se darán las instrucciones necesarias.

Doy gracias a Dios por esta oportunidad en tus manos y te doy gracias a ti por tus manos en esta oportunidad.

Unidos en el Señor Jesús,

 

La Eucaristía será el 4 de marzo a las 11:00 a.m. en Totus Tuus – Suesca,  Cundinamarca, Colombia.

Gracias por difundir el mensaje de EL EMISARITO

Be the first to comment

Leave a Reply