El Niño Jesús nos ofrece su corazón para que entremos en Él… la historia tras la imagen peregrina por las vocaciones sacerdotales

Por: Sonia M. Trujillo G.

El EMISARITO, 01-09-2016 – El pasado 3 de julio una pequeña y hermosa imagen del Niño Jesús, quien con su manita izquierda nos ofrece su Sagrado Corazón, fue bendecida en la Obra para iniciar un peregrinaje por las vocaciones sacerdotales, especialmente las de los Hijos Misioneros del Amor del Divino Infante de Praga (HMADIP).

Pero, ¿Cuál es el origen de esta imagen?

Se dice que la preciosa estatuita del Niño Jesús oferente de su Corazón -como podríamos llamarla-, corresponde a una visión que tuvo la Madre Angélica, abadesa del Monasterio de Nuestra Señora de los Ángeles, en Hanceville, Alabama, Estados Unidos, y fundadora del canal de televisión EWTN.

Niño Peregrino (616x800)
El Padre Mario Herrera, MSA, el pasado 3 de julio, cuando bendijo la imagen peregrina.

Se conoce, por voz de la misma religiosa -quien falleció el pasado 27 de marzo-, que la Madre tuvo varias visiones místicas con el Divino Infante, especialmente una que vivió en el año 1995 cuando visitó el Santuario del Divino Niño del 20 de Julio en Bogotá, la cual está muy estrechamente vinculada con el inicio de su misión con los medios de comunicación.

Así lo narra el sitio web es.churchpop.com, que hace parte de EWTN:

En 1995, la Madre Angélica viajó a América del Sur con algunas monjas para tratar de conseguir apoyo para una versión en español de EWTN. Una de sus paradas fue en el Santuario del Divino Niño Jesús en Bogotá, Colombia. Allí, después de una Misa, se fue a orar a una pequeña capilla al lado de una imagen del niño Jesús.

De repente, mientras estaba orando de pie y en silencio ¡la imagen volvió a la vida! “Constrúyeme un templo”, dijo el niño Jesús sonriendo, “y voy a ayudar a quienes te ayuden”. 

Las dos monjas que la acompañaban no vieron ni escucharon nada, pero la Madre Angélica cayó en un estado de éxtasis religioso profundo. Cuando por fin salió de él, se echó a llorar, y más tarde dijo que su “corazón latía a 100 millas por hora”.

Cuando volvió a su convento en Alabama, compartió esta historia con sus compañeras monjas y de inmediato comenzó a buscar un terreno para construir un santuario. Pronto, descubrieron un pedazo de tierra justo al norte del convento y tan pronto como la Madre Angélica llegó al sitio, supo que era el lugar correcto. Más tarde ella dijo que allí “se sentía la presencia de Dios con mucha fuerza”.

Sin ningún dinero de EWTN, la construcción comenzó como un proyecto del Monasterio de Nuestra Señora de los Ángeles y se abrió justo a tiempo para el jubileo del año 2000.

Cuentan también que la visión en el Santuario del Divino Niño en Colombia no fue la única que tuvo la Madre Angélica, sino que hubo otras ocasiones que se le presentó el Divino Infante en el Monasterio de Alabama .

Y ¿Qué representa la imagen?

La imagen muestra al Niño Jesús, Quien ofrece su Sagrado Corazón para que todos entremos en Él.

Por eso su relación con los sacerdotes y las vocaciones al sacerdocio: Es lo que hacen todos los días los sacerdotes al consagrar la Hostia. ¡Gracias a ellos el Corazón de Jesús llega a nosotros!

¿Quieres recibir la imagen peregrina sacerdotal en tu casa?

Contacta al Apostolado de Maternidad Sacerdotal al correo electrónico ninoperegrinosacerdotal@gmail.com. Envía tu nombre, tus teléfonos y dirección, y muy pronto recibirás esta especial visita, con la oportunidad de Orar por las Vocaciones Sacerdotales.

Gracias por difundir el mensaje de EL EMISARITO

Be the first to comment

Leave a Reply